viernes, 7 de diciembre de 2012

Hombres...


Casados, solteros, da igual, hay muchos sobretodo si son mexicanos que quieren entrar en tu vida, pero cuando ven que de verdad lo que dices es lo que haces, les da pánico.  Otros, alguna variante de la especie pregunta insistentemente ¿Por qué te importa tanto mi ortografía y mi nivel cultural si solo vamos a coger? 

Precisamente por eso, como lo dije en algún post anterior, alguien sin un nivel intelectual más o menos decente, tiene demasiadas taras en la cama. Y no deja de ser un macho, aburrido que con un par de mete saca ya se cansó. 

La ortografía, en un medio dónde el intercambio de mensajes es preponderantemente es a través del lenguaje escrito, es la carta de presentación. Es como llegar bien bañado, y saber mantener una conversación en la vida real. 

La verdad es que me he tomado un buen receso de mis affairs, precisamente porque estoy harta de hombres metiches que a fuerzas quieren meterse en tu vida, o peor aún opinar, pero eso si, cuando de verdad quieres un brazo en que apoyarte huyen como niñas. 

Entre más años cumplo, más me doy cuenta que lo que de verdad quiero es un amigo, un cómplice que este ahí lo mismo para un buen revolcón que dure todo un fin de semana, o una orgía. Que sepa lo que es tener responsabilidad, con un ego por lo menos del mismo tamaño que el mio, pero sin que estemos en constante competencia. Que guste de leer, de un buen vino, un poco de humor negro...  Vamos, un verdadero buen amigo. 

Mientras lo encuentro o no, porque acá entre nos mi sueño de vejez es vivir en una isla solitaria en medio del mediterraneo, y pasar mis últimos días escribiendo, entre gatos y todos mis recuerdos en las paredes, seguiré contando algunas de mis anécdotas, trabajar para pagar las cuentas no deja mucho tiempo libre







3 comentarios:

Falopio dijo...

Me gustaron dos cosas:

1. Que hayas actualizado tu blog a pesar, me imagino, de tus diversas actividades; y

2. Que siempre seas tu misma, esa forma y manera de decir las cosas sin disfrazarlas.

Encantadora como siempre.

Te dejo besos

Anónimo dijo...

¡Qué gusto leerte de nuevo! Soy un viejo seguidor de tus dos blogs (más de este, para ser sinceros), no recuerdo ni cómo di contigo, me hubiera gustado en algún momento ser ese cómplice que buscas, pero ya estoy casado, y difícilmente tendría el tiempo que mencionas (y sin duda mereces). De igual modo por acá tienes alguien con quien platicar aunque tal vez no pueda, como mencioné,cumplirte con esos revolcones, (yo qué mas quisiera). Me puedes encontrar en senior_mojon en hotmail.
Besos.

Anónimo dijo...

Confieso que te leo con enojo y melancolía.

Extraño tus orgasmos llevados a la tinta. Tu placer rendido en la palabra.

Extraño pensar que puedo ser aquel, imaginar que mi cuerpo y el tuyo se entregan a la batalla de la lujuria.

Te extraño a ti, Katsya, mi divina obsesión

JEMD