lunes, 30 de junio de 2014

¿Y ahora qué?

Me he dejado seducir siempre. Tengo una terrible necesidad de probar cosas nuevas, o experimentar placeres distintos, pero a final de cuentas siempre acabo viendo a la ventana con  un café en mano, preguntándome ¿Qué sigue? ¿Qué me falta por probar? ¿Qué me falta por sentir? 

Me gusta perderme en el placer. Porque al final de la vida, lo único que queda es el recuerdo de lo que sentiste, viviste, probaste y experimentaste en carne propia, para bien o para mal. 

El tiempo es caprichoso, pasa muy rápido cuando disfrutas y se hace eterno cuando pasas por un mal y tedioso momento. Estoy ansiosa, intelectualmente me siento un poco estancada. Extraño mucho los días en los que tenía tiempo y ganas de escribir desnuda mis experiencias en este blog. 

Cuando tenía tiempo de prepararme un café y quedarme toda la tarde y la mañana escribiendo, corrigiendo hasta que finalmente me gustará lo suficiente como para ponerlo en este espacio.

Extraño tener tiempo de disfrutar de mi misma, y elegir el mejor ángulo para tomarme fotografías. Pasar horas acariciando a mi gato, sin nada más. 

Ya tengo la edad que le invente a Blogger para que me dejara crear este blog "subido de tono". 10 años ya... No me arrepiento de nada, a final de cuentas este experimento ha sido más gratificante de lo que pensé, ha traído gente a mi vida que se ha vuelto residente permanente de mi agenda y algunos en mis amigos cercanos. 

Crear, esa también es una de mis fascinaciones desde siempre. Porque no lo sé. Culpo a la curiosidad con la que venía precargada. Me he sorprendido últimamente buscando mi rumbo, mi timón sin un mapa en medio de una tormenta que apenas comienza.  Pero a pesar de ello, hoy tengo alguien que me acompaña en mis afán de experimentar en la cama, y en la vida. 

Tal vez pongo demasiadas esperanzas en él ¿Pero qué mujer no lo hace?  No sé lo que nos deparé el Destino más adelante, pero por hoy me siento a gusto en sus brazos durmiendo desnuda a su lado. Tal vez pronto les cuente como comenzó todo. Si es que encuentro la inspiración y el momento adecuado para hacerlo. 

Afortunadamente, no soy la misma adolescente que comenzó por aquí. Ya he aprendido que es lo que quiero, el problema es que no siempre acierto a encontrar el como llegar a hasta ello. Lo único que quiero últimamente es meterme en una tina mientras cae la lluvia y perderme en mis pensamientos después de masturbarme con algo de buena música.  Y en el futuro me gustaría que me siguieran acompañado a través de este viaje de palabras y hedonismo. 



2 comentarios:

Manolo B log dijo...

Ahora hay que seguir...

La vida, como el tiempo, sólo camina hacia adelante...

... y siempre quedan muchas cosas que disfrutar.

Sara dijo...

Acabo de caer por tu blog, me encanta y me quedo.