sábado, 27 de octubre de 2007

Frío

Es lo que se siente en esta enorme Ciudad de México, sin ausencias, sin reclamos, todo en un orden que me fastidia. De repente todo tiene su lugar, incluso aquellos que me trastornaron en su momento, de repente no tengo ganas de exhibirme, de verdad, creo que me estoy enfermando.

Tal vez sea ese maldito frío que me obliga a cubrirme más de lo que desearía. Si la pulmonía no estuviera de por medio, la ropa, ya estaría en el suelo.

3 comentarios:

Damián de Victoria dijo...

Gracias por tu comentario respecto a mi texto. Aquí tambien hace bastante frio, voto a favor del exhibicionismo y la desnudez.

Falopio dijo...

Yo voto porque la desnudez de las neuronas se manifiesten físicamente con tu cuerpo, olvida el luto del frio y deja ver el recorrido de los poros en erupción ante la inclemencia del calor que brota de nuestros sentidos...

Triquis dijo...

Ay, tan rico que es el frío. Se antoja para estar acurrucaditos con alguien.

Saludos