jueves, 13 de septiembre de 2007

Desaría

Que las noches no estuvieran restringidas a las horas del día en que hay que cumplir con la obligación... en qué solo tuviera que preocuparme por cumplir con los caprichos, con los deseos, sentir todos los días en mis entrañas, tu pene y tu ser ardiente en deseo por mí, por tus vicios ocultos tras esa cara de gente decente.

Las noches se crearon la para los placeres: comer, coger, dormir, soñar, imaginar, crear o destruir. Amar u odiar.

El deseo de la carne humana no me deja dormir, los instintos no me permiten hacer o pensar en otra cosa.

Desearía tener todo al mismo tiempo, pero no se puede.

4 comentarios:

Metatextos Robot 2.0 dijo...

Recibido tu texto, gracias por participar.

Si pudieras avisar a tus lectores de tu participación mucho se te agradecerá

atte

Prometeo

Tlatoani dijo...

Es como si supiera que mi soledad depende de cuan solo se sienta mi sexo.

Es horrible saber que la única y absurda compañía sexual que se tiene es uno mismo.

El placer está totalmente en el jugueteo de dos animales que se desean pero juegan. No en los nocturnos que sueñan y se destapan a si mismos creyendo que algún día bajará esa estrella.

Anónimo dijo...

wow, como siempr etoda una poesia es lo que se puede apreciar en cada frase, en cada momento que uno se va metiendo en esta atractuva lectura.

Falopio dijo...

Yo solo desearía..

Devorar tus ansias mientras el tiempo mata lentamente la soledad debajo de los cuerpos ardientes en el deseo y al transcurrir las horas ir muriendo lentamente en las garras perversas de una mujer soñadora.