domingo, 2 de septiembre de 2007

Katsya

¿Por qué me fui?

Por hastío.

La monotonía de mi vida, la ausencia de un sentido por el cual continuar un proyecto que fue el de este blog?

¿Qué caso tenía buscar entre cientos el candidato ideal? En el fondo, no solo era sexo.

He de confesarles, que había un rencor en contra de alguien que jamás me volteó a ver más allá de la simple amiga pequeña. Ese hecho me enfurecía día tras día, lo que me llevó a hacerme el firme propósito de convertirme en toda una puta, para demostrarle que dejé de ser la nena linda hace mucho.

El plan, me salió mal, y a final de cuentas, solo quedó el vacío. Él, que yo sepa jamás se enteró. Además, me estaba hartando de ser solo el juguete de algunos, o peor aún, convertirme en la obsesión de otros.

En enero de este año, como propósito de año nuevo, decidí intentar poner fin a los desordenes de mi existencia. En busca de ello este blog dejó de ser actualizado, pues no tenía corazón para borrarlo.

Ese rencor bajo el que fue creada la primera temporada de las memorias y fantasías de Katsya, ya no existe.

¿Por qué regresa Katsya?

Por ego, alguien cuya indentidad no es momento de revelar. Me retó. El sujeto, propuso tener una cita, a la vieja usanza de Katsya, y cada uno escribiría un post Quién fuera el vencedor de la afrenta tendría derecho sobre el perdedor para hacer lo que se le diera la gana, además, del escarnio público.

El sujeto en cuestión logró provocar mi ego lo suficiente en estas últimas semanas, y he accedido al reto. Esperen los próximos post en este blog y en el de aquel ingenuo que se atrevió a retarme, no se preocupen, muy pronto sabrán de quién se trata.

Es así como comienza de nuevo este blog. Falta aún definir las nuevas reglas, falta hacer una buena remodelación, pero a final de cuentas he vuelto.

1 comentario:

Falopio dijo...

Katsya la ególatra, la perversa.. bueno, ya ni me acuerdo que más.. pero.. que bueno que regresaste.. jeje